web analytics

Pensar Como Una Persona Delgada

Tu lucha con el peso podría haber comenzado mientras eras un niño, como has intentado averiguar cuántas galletas te comías en una sentada.

O pudiera haber ocurrido poco después cuando llegaste por primera vez a la universidad.  Esas noches por el estudio podría haber dado lugar a sesiones de atracones nocturnos.

O puedes que hayas ganado peso después del nacimiento de tu primer hijo, y hayas sido incapaz de deshacerse del peso desde ese entonces.

Sin importar cual se la causa, el aumento de peso es un asunto serio. Puede afectar tu nivel de energía, tu resistencia y tu salud en general.

La obesidad se ha relacionado con una serie de enfermedades, incluyendo enfermedades del corazón, cáncer y diabetes.

Una vez que determine que tienes sobrepeso, tienes que comprometerte llevar tu peso bajo control. Esto puede ser desalentador. 

Se ha convertido en un hábito, comer en exceso y revertir ese hábito es algo difícil. Esencialmente, te has  enseñado a “pensar como una persona gorda”. Con el fin de revertir esa tendencia, es necesario aprender a pensar como una persona delgada.

 

¿Qué significa exactamente?

Para comenzar, significa debes desechar tus ideas preconcebidas acerca de la comida y el comer. El comer podría haberse convertido en un evento social para ti.

Como resultado tendrás que aprender a ser sociable sin la comida. Es algo similar a la lucha que se enfrenta los alcohólicos cuando tienen que aprender a socializarse sin cerveza o licor.

El hecho de que esta lección es la más difícil de aprender, no significa que no deberías intentarlo

Pensar como una persona delgada, significa que necesitas nuevas estrategias para afrontarlo. 

Haz Clic Para Ver:  La Verdad sobre los Abdominales Perfectos

Podrías estar viendo los alimentos como tu mejor amigo, el que recurre cuando las cosas no van a tu manera.

Puede incluso comer en secreto porque estás avergonzado de lo mucho que estás comiendo. Necesitas darte cuenta de que tu imagen pública debe ser idéntica a la privada que llevas, y tu dieta deberá coincidir con ambas

Un número de personas delgadas se ejercitan sin darse cuenta.  La actividad se ha convertido en una parte normal de su vida.  Lo mismo debes decidir. 

Es necesario hacer ejercicios como sea posible. En última instancia debes convertirse en su segunda naturaleza para ti.  No debe ser una tarea – debe ser una forma divertida de pasar la semana.

Haga un inventario de tus preferencias. Si te gusta el tenis, los bolos, bádminton o correr, elija la actividad que mejor representa tu estilo.

Luego ejercitarse con diligencia – preferiblemente 6 veces a la semana. Esto acelerará tu metabolismo para que puedas quemar grasa rápidamente.

Además es necesario superar cualquier miedo que tengas al momento de hacer ejercicios. Como una persona que tengas sobrepeso, es posible que te frustres con algunos ejercicios y es posible que entre el temor de lo que piensan los demás de ti.  Que ven cómo es que haces los ejercicios. 

Debes darte cuenta de que los más probables es que nadie se preocupe por tu rutina de ejercicios.  No deje que el miedo se interponga en el camino de tu progreso.

Adelgazar significa también controlar el tamaño de las porciones.  Puede ser difícil, especialmente cuando se come fuera de casa. 

Haz Clic Para Ver:  Remedios Caseros Para Adelgazar Que Son Eficientes y Faciles de Preparar

Sin embargo la clave para la pérdida de peso efectiva se encuentra a menudo en la limitación de la ingesta de alimentos y que comienza con el control del tamaño de las porciones.

Puedes colocar tu comida en un plato más pequeño con el fin de asegurarte que el los tamaños de las porciones no sean demasiado grandes

Tienes que darte cuenta que el pensamiento de una persona delgada no ocurre durante la noche.  Ha estado durante años desarrollando sus patrones y cambiarlos puede ser un desafío. Lo importante para recordar es llevarlo un día a la vez y tener en cuenta que la pérdida de peso no va a suceder de forma inmediata. 

Tomará meses de trabajo duro para lograr tu peso ideal. Sin embargo la buena noticia es que una vez que introduzca el hábito de pensar como una persona delgada, es algo que podrás llevar contigo toda la vida. 

La diferencia de una persona gorda y una persona delgada no es solo una cuestión  del cuerpo, sino de la mente también. Una vez que te das cuenta de ello, estarás por el camino de lograr tus objetivos con la pérdida de peso, tanto en tus objetivos inmediatos como en tus metas futuras.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *